UA-183085770-1
Mundo bebés
Guía de compra para las cositas de tu bebé

cuando una madre se sana empieza a sanar el mundo con ella

Muchas veces cuando mi hija está rebelde  y me oigo diciéndole algún comentario me viene a la memoria mi niñez y  me digo: es «como si mi madre me lo estuviera diciendo a mí». En muchas ocasiones actúo como ella porque es lo que me enseñó y porque no sé hacerlo mejor en ese preciso momento.  Adentrarnos y recorrer nuestro pasado para sanarlo nos haría ser los padres que nuestros hijos necesitan y transformaríamos nuestra manera de criar.  

A menudo nuestros hijos nos están hablando con su comportamiento y no les hacemos caso. Por eso y nunca mejor dicho,  Ivonne Laborda  nos habla de sanar.  ¿Qué es sanar? sanar es comprendernos.  Es saber qué nos pasa y por qué. Es responsabilizarnos de nuestras acciones y entender qué nos altera emocionalmente. Sanar es saber gestionar nuestras emociones sin dañar al otro y no tener miedo de recorrer nuestro pasado. Es atrevernos a conectar con la niña que fuimos, validarla, escucharla y amarla. Es tener a esa niña en cuenta todos los días y que ya no domine nuestra vida. Sanar es poder llegar a ser quien viniste a ser y llegar a ser la madre que tus hijos necesitan…

Sanar es el PODER de saber tomar las decisiones conscientes correctas para llevar a cabo las acciones necesarias y así  poder llegar a SER quien vinimos a ser. Para poder cambiar, transformar y sanar nuestra vida es vital tomar conciencia de QUIÉN somos en el presente y de QUIÉN no pudimos ser en el pasado.

Sanar te ofrece sentirte mejor contigo misma, dejar de tener reacciones emocionales automáticas contra tus hijos o pareja, ser más amable y respetuosa, dejar de gritar, amenazar, castigar… tanto. Poder entender mejor qué te pasa y cómo cambiarlo y transformarlo, tener mejores relaciones afectivas y vivir la vida que verdaderamente deseas.
 

(Texto original de Ivonne Laborda (www.ivonnelaborda.com))

 Ver su libro «Dar voz  al niño» en Amazon .